Nos podés encontrar en DZOREVISTA.BLOGSPOT.COM

Con más información y artículos especiales para la web.

HACÉ CLIK ACÁ

Anuncios

Tapa N4

12Abr08


Sociedad

Columnista invitada: Graciela Hernández: Feminismo, igualdad y diferencias.

Prostitución ¿trabajo o explotación sexual? Debates sobre la prostitución.

 

Las armas del género. La mujer en la guerrilla marxista. Entrevista a la  historiadora Laura Pasquali acerca de la mujer en las organizaciones político-armadas de los ’60 y ’70 en la Argentina.

“Existen padres, hijos y nietos de  planes sociales“. Entrevista a Violeta Torres y Leo De Lucca.

Bahía Blanda también es Latinoamérica. Historia de mujeres en Villa Rosario Sur.

 

Periodismo

El peor vecino: ricardo Miguel Cavallo, el torturador puntaltense de la ESMA.

 

Cultura

Reseñas: Sobre Innocence de Lucile Hadzihalilovic. Por Natalia Ferro Sardi.

Charlie Parker: La muerte es algo urgente. Por Fabián Wirscke.

Cultura x $20: hoy Esteban Sabanés.

La historieta de Rolando: Rolanda de Noche. Por El Otro Dobal.

Entrevista: Del juego a la pasión. Silvina Arroyo y una radiografías del teatro bahiense.

 

Desde el 15 de abril en los kioscos


Compré el número 3 de Dazebao, motivada por las entrevistas anunciadas en tapa. Especialmente la de mi contemporáneo, conciudadano, y en algún momento de su vida expoliado, Arturo “Tato” Corte, que usa un mate no horneado, sino quemado según la técnica mapuche, la que descubrió gracias a Aimé Painé, exquisita artista que tuve el placer de disfrutar en vivo.

Interesante reportaje, donde también encuentro referencia a otros destacados intelectuales que tuve oportunidad de tratar: el escultor Rafael “Cacho” Martin, el artista plástico bahiense de mayor trascendencia, nacional e internacional y el Profesor Rodolfo Casamiquela, de quien me gustaría saber que es lo que hoy dice, disgustando a Corte.

Se me ocurre que ambos podrían ser motivo de jugosas notas. Esos cuatro nombres me hicieron revivir etapas de mi vida. Gracias.

Silvia


Agradecemos a los compañeros periodistas de FM Rosales por hacerse eco de la nota publicada en el n3 de DZO

El artista plástico local, Omar Sirena, habló de censura y dijo sentirse discriminado. Sostuvo que luego de que desde la biblioteca popular Juan B. Alberdi se lo invitó a exponer su nueva obra con el auspicio de la Cooperativa Obrera, y a los pocos días se lo recibió un llamado en donde le avisaban que la exposición no se hacía porque “los comprometía”.
  La obra que consiste en 15 cuadros relacionados con la problemática de desaparecidos y los centros clandestinos de detención, que funcionaron durante la última dictadura militar, finalmente será expuesta en el teatro Colón desde el próximo 3 de diciembre.
  La historia, que hizo pública la revista Dazebao en su último número, comenzó a mitad de año, cuando la directora de la Biblioteca Juan Bautista Alberdi, Silvia Medina, invitó al artista local a hacer una exposición en el hall de la biblioteca a fin de año.
  Luego el artista dijo haber recibido “un nuevo llamado, a los dos días, para decir que la Cooperativa Obrera había visto mi currículum y mi trayectoria, y con esos antecedentes decide auspiciar la muestra”.
  La propuesta, termina convenciendo a Sirena, “porque el auspicio de esa empresa le daba un poco más de realce a la obra”.
 

LA NOTA COMPLETA ACA


festival-de-cultura-en-movimiento.jpgfestival-de-cultura-en-movimiento.jpgfestival-de-cultura-en-movimiento.jpg


 Tapa Número 3

TEMBLAR

Una mujer le escribe a Guevara desde Marruecos. La carta no se conserva, pero si la respuesta. Al parecer, la mujer, con el mismo apellido le pregunta por sus abuelos, con la intención de saber si serían parientes. Parientes con el Che. Guevara le contesta que desconoce de qué parte de España son sus abuelos y el momento de salir de la Península. Es una respuesta breve pero encendida y contundente como toda la vida del médico de América. “No creo que seamos parientes muy cercanos, pero si Ud. es capaz de temblar de indignación cada vez que se comete una injusticia en el mundo, somos compañeros, que es mucho más importante”, le dice.

Durante este año, los que hacemos Dzo y Uds., nuestros lectores, aprendimos a temblar. No ya de miedo, sino con la sensibilidad solidaria que proponía El Che. Entendimos, además, que ni Uds. ni nosotros estamos solos en este camino de la comunicación independiente. Comprendimos, también, que en esa sensación física y espiritual de conmoción existe, debe existir, un impulso de transformación. Porque temblar por temblar no sirve de nada si no lo acompañamos con la acciones, por mínimas que sean, que posibiliten un cambio en sentido popular.

Por ello, en este último número de 2007 de Dzo quisimos entrevistar a artistas e intelectuales que a través de su obra nos hacen reflexionar y temblar de indignación cuando ponen en evidencia las tramas del poder en la historia, en la vida cotidiana. Así estuvimos con Osvaldo Bayer, con sus jóvenes 81 años. Tato Corte nos abrió las puertas de su taller y atrapó con su carisma. Con Omar Sirena, enorme muralista con un perfil bajísimo y cuya obra que había sufrido una palabra que debería ser desterrar del diccionario: censura. Graciela San Román, con su sensibilidad ganas de hacer. También fuimos a buscar esas historias que se escriben en los márgenes del relato social. Historia cargadas de injusticia y a las que nunca nos debemos acostumbrar. Así, nuestros amigos de Río Negro nos llevan junto a los trabajadores rurales de la región del Valle Medio y también conocimos a María y su familia, en la zona de Aldea Romana de Bahía Blanca, tan cerca de los shopings, tan lejos de Dios. Buceamos en la historia regional para encontrar a esos hombres y mujeres anónimos que en otros tiempos y circunstancias también temblaron y se opusieron a los poderes de turno.

Y temblamos especialmente de indignación, pero también de emoción por la justicia que se avecina, cuando recorrimos a través de las crónicas y las fotos los ex Centros Clandestinos de Detención que funcionaron en dependencias de la base naval. Esa mañana de lluvia finita y casi invernal, una sonrisa se nos dibujaba porque sentíamos que la historia se estaba reconciliando, no sólo con esos viejos militantes que por muchos años debieron esconder su pasado, sino también con todos nosotros. Y ni siquiera nos importó leer, al día siguiente, que para ese diario que sigue escribiendo con sangre el hecho más importante de la histórica jornada del 19 de octubre de 2007 haya sido el caos vehicular que la inspección provocó. Ojalá se sucedan muchos embotellamiento, ojalá cada vez seamos más los que temblamos. Los grandes carteles de la prensa popular, estos Dazebao se despiden hasta el 2008. Gracias por estar una vez más con nosotros.